fbpx
Diseño de Oficinas Ivory - Mead Johnson

Dando pasos hacia la oficina del futuro

No es sencillo imaginar cómo será la oficina del futuro. Continuamente estamos asistiendo a importantes cambios en materia tecnológica que provocan que todo vaya mutando de manera muy rápida. Consecuencia de ello, es que no sabemos que va a venir después. No obstante, ya se están desarrollando muchos avances que favorecen cada vez más el vínculo que tienen los trabajadores con su espacio de trabajo.

Sin teléfonos fijos. Sin siquiera un escritorio por persona. Casi sin papeles. Pero con numerosos espacios comunes en los cuales los distintos equipos de trabajo irán rotando, armándose y desarmándose de acuerdo sus objetivos. Con abundante luz natural. Y desde luego, con una excelente conexión. Así lucirán los espacios de trabajo que vienen, o en otras palabras: así es como se adaptará la arquitectura corporativa a una realidad laboral que ante todo será móvil, flexible y cada vez más colaborativa.

La oficina del futuro

La oficina del futuro: un cambio de paradigma

Fue durante la década de los 60 cuando se inició el proceso de innovación en los parques empresariales. Los primeros cambios se realizaron a través de la instalación de cubículos para poder dar privacidad a los colaboradores. Por aquel entonces, lo que ahora nos puede parecer una idea completamente obsoleta, parecía ser un gran avance. Ya en los 90, los interioristas de las grandes empresas empezaron a pensar con más énfasis en el diseño de las oficinas. Hoy, casi treinta años después, el foco está puesto es un lugar diferente: el objetivo es combinar el bienestar de los trabajadores y a la vez conseguir diseñar espacios  que busquen la comodidad y favorezcan la creatividad.

Al preguntarse el por qué de estos cambios, muchos especialistas en diseño de oficinas llegan a la conclusión de que se debe, en gran medida, a un aumento en la competencia. Las grandes empresas de tecnología son un ejemplo de este tipo de cambios en sus espacios de oficina, lo hacen porque su competencia está creciendo. Esto los empuja a generar condiciones óptimas de trabajo en su empresa y que estas a su vez, atraigan a los mejores talentos .

Pero no solo las grandes empresas de tecnología se han apuntado a esta tendencia sino que, también son cada vez más las pequeñas y las medianas empresas las que buscan generar otro tipo de espacios de trabajo. Esta tendencia responde a la necesidad de las personas de desempeñarse laboralmente en sitios donde puedan estar cómodos. Además, está demostrado que el diseño de las oficinas de trabajo influye directamente en la creatividad de los trabajadores. Por ello, la oficina del futuro será una oficina orientada al bienestar, la comodidad y la creatividad de los trabajadores.

cegelec, diseño de oficinas , ivory, gestión del espacio

5 claves de las innovadoras oficinas del futuro

Asistentes personales virtuales

Los asistentes virtuales como Alexa de Amazon, Cortana de Google o Siri de Apple ganarán popularidad y presencia en las empresas, ocupándose de tareas más rutinarias y administrativas como transcribir actas de reuniones, programar conferencias, reservar salas de reuniones, responder correos rutinarios y traducir. Robots, asistentes virtuales y otros tipos de agentes de software serán servidores humanos responsables de tareas, preguntas y consulta de datos. 

Mobiliario inteligente

Las sillas de trabajo incorporarán sensores para mejorar la postura corporal, evitar lesiones musculares y huir del sedentarismo levantándonos cada X tiempo. El espacio de trabajo, gracias a algoritmos inteligentes y a la presencia de biosensores, sabrá si estamos concentrados, cansados o en pleno rendimiento, personalizando factores como la temperatura o la iluminación.

Del mundo virtual a la realidad aumentada

En la oficina del futuro las pantallas planas y las ventanas del navegador quedarán obsoletas. Triunfará la realidad extendida -combinación de la aumentada y de la virtual- con conjuntos voluminosos de datos que tendrán nuevas formas más visuales e inmersivas. Un gesto o nuestra cabeza, brazo y cuerpo nos servirá para explorar visualizaciones volumétricas de mundos de datos, mientras que las sillas y otros elementos del mobiliario funcionarán como joysticks, aprovechando nuestros movimientos corporales reales para cambiar nuestra orientación física en el espacio virtual. Desde Steelcase apuntan a que los números se transformarán en objetos casi físicos que podremos, literalmente, tocar.

Espacios sociales virtuales

Podremos trabajar mano a mano con compañeros ubicados en distintas partes del mundo gracias a los escenarios de realidad aumentada, que permitirán suprimir las molestias como las propiciadas por una pantalla bidimensional, el ruido ambiental y las distracciones, empleando el entorno virtual para una comunicación más fluida. 

La tecnología y el espacio al servicio de las personas

En esta amalgama de edificios inteligentes con dispositivos wereables, robots, pantallas en 3D y avatares virtuales, lo que realmente marcará la conexión con la oficina será el espacio y la capacidad para crear una experiencia laboral que fomente el valor y el talento de cada persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *