fbpx
influencia del diseño de los espacios de trabajo en el rendimiento laboral

La influencia del diseño de los espacios de trabajo en el rendimiento laboral

Ultimamente se ha demostrado la importancia de la influencia del diseño de los espacios de trabajo en el rendimiento laboral.

Durante años, se ha pensado que los espacios de trabajo deben estar libres de distracciones y desarrollarse según la reconocida tradición taylorista. Esta, consiste en espacios abiertos, que cuenten con pocos objetos y donde se pudiera mantener el control de todo, sin que nada llame demasiado la atención como para superar el interés por el trabajo.

Hoy en día, este concepto ha cambiado sustancialmente. Ahora, diversos estudios demuestran que una oficina enriquecida es capaz de impactar en el deseo, en la motivación, en la creatividad, en el compromiso y el rendimiento de las personas.

El mundo laboral, en transformación y la influencia del diseño de los espacios de trabajo en el rendimiento laboral.

Lo que se conoce como el mundo laboral se viene transformando desde hace años. No sólo cada vez más tareas son facilitadas y automatizadas como consecuencia de las innovaciones tecnológicas. Además, se está transformando el concepto que se tiene acerca del diseño de las oficinas y el potencial de los trabajadores.

El diseño de las oficinas ha evolucionado, como evoluciona y avanza la sociedad. Así, se ha pasado de un concepto pasivo de oficina, a uno activo, donde el espacio de trabajo deja de ser concebido solamente como tal, para pasar a ser comprendido también como una herramienta de apoyo activo para las diferentes tareas que son llevadas a cabo en él. En otros términos, puede decirse que asistimos a la generación de un nuevo paradigma. En este, se promueven entornos que facilitan la movilidad, en lugar del antiguo principio de “territorialidad”.

Un nuevo modelo: la no territorialidad

Cuando hablamos de una oficina no territorial, nos estamos refiriendo a un espacio de trabajo en el que nadie tiene un puesto fijo. A medida que las horas de la jornada laboral van avanzando, las personas también lo hacen. Así, cada quien ocupa diferentes espacios de acuerdo a su propia agenda laboral y de acuerdo a las características específicas del trabajo que debe concretar.

Esta tendencia se sostiene sobre distintas razones. Los avances tecnológicos, la reducción de costos y la utilización óptima de los espacios provocan una mayor flexibilidad. Es de esa manera que se construye un entorno que es propicio para la innovación y para la colaboración entre las personas.

A través de los diseños desterritorializados, se pierde la capacidad de las personas de personalizar su ámbito de trabajo. Ello favorece el intercambio, el trabajo en grupo, la conjunción de ideas diversas para generar productos y servicios de mayor calidad y con mayor potencial creativo. Así, se borran los límites de lo propio de cada uno y se abre un importante abanico de posibilidades.

Bienestar y rendimiento en el espacio de trabajo

Según indican psicólogos organizacionales pertenecientes a la Universidad de Exeter, en Inglaterra, no se debe subestimar la influencia de las características del espacio de trabajo, tanto en el rendimiento como en el bienestar de las personas.

Carolina Pérez es Gerenta Comercial de la empresa Contract Workplaces, en Chile. Al respecto de la importancia en el diseño de los espacios, sostiene que:

“Para que un espacio sea exitoso, las personas necesitan interactuar con él, hacerlo propio. El lugar donde trabajamos no sólo es el lugar donde se desarrollan las tareas, también posee una importante carga simbólica que influye sobre la propia identidad de los trabajadores y definirá su sentido de pertenencia y el compromiso que asuman con la compañía”.

Cuando los espacios de trabajo dentro de la empresa dejan de estar tan fragmentados y pasan a ser colaborativos, por las propias características del diseño, aumenta la productividad y la satisfacción de los trabajadores. Por eso, los especialistas aseguran que es cada vez más importante diseñar espacios colaborativos, móviles, con diferentes elementos que puedan favorecer la creatividad, las ideas conjuntas y el trabajo en equipo. Asistimos, así, al declive del diseño tradicional y a la apertura de nuevas puertas en el ámbito laboral.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *