Hoy en día empezamos a ver el espacio interior como algo importante en nuestra vida diaria, más que como un simple refugio es un sitio al que acudir en los días de lluvia, al terminar una dura jornada laboral o simplemente para hacer reuniones con nuestros seres queridos, aunque ya en la pre-historia se decoraban las cuevas con pinturas en las paredes, es importante tener un espacio que nos identifique y en el que nos sentimos a gusto.

Diferencias entre Decoración e Interiorismo |

FOTO: RESVISTA AD

Mucha gente más de una vez se ha planteado la necesidad de hacer un pequeño cambio en su casa, oficina, tienda… ya sea porque ha comprado o alquilado la casa o el local y no va acorde con su estilo o tipo de negocio, se ha cansado de su decoración o distribución.

Las circunstancias han cambiado o simplemente se ha quedado anticuada su decoración, entonces decides acudir a un profesional pero… ¿a que profesional tengo que acudir? ¿A un interiorista o a un decorador? ¿Hay alguna diferencia entre decoración e interiorismo? Lo primero que tienes que ver es el tipo de cambio quieres hacer, si un simple lavado de cara o un cambio radical tirando la distribución de la planta y creando una nueva. La respuesta a si hay diferencias es que sí, claro que hay diferencias, cierto es que a veces son simples matices.

Es muy fácil que lleguemos a confundirlo, ya que tienen varios factores en común. Cuando pensamos en nuestro hogar se nos viene a la mente un espacio acogedor, cómodo y muy personalizado, nunca encontraremos una casa igual a otra igual ya que nunca vamos a encontrar dos personas iguales.

UNA PERSONA = UNA CASA

¿Qué diferencia hay entre decoración e interiorismo?

Un decorador siempre va a trabajar y a poner todo su ingenio y experiencia en espacios ya terminados y marcados, nunca estudia las funciones estructurales o el diseño de un edificio, reorganiza el espacio con distintos elementos como muebles, textiles, piezas decorativas, combinación de colores, temas de las salas, disposición del mobiliario, accesorios de iluminación, alfombras, cortinas… también estudia cómo puede influir la luz que entra en el espacio con los materiales y elementos que tiene alrededor. Se podría decir que es el arte que se encarga de combinar adornos y otros objetos de ornamentación con las partes estáticas de la casa.

Diferencias entre Decoración e Interiorismo |

FOTO: DECORA MI CASA

Podríamos decir que el decorador se preocupa de la parte estética, a veces dejando de lado la parte funcional, es como “vestir a una muñeca” pero en este caso se “viste” un espacio ya definido.

Por otro lado un interiorista modifica y distribuye el espacio, tienen que trabajar con integridad el edificio y la integridad arquitectónica del edificio, hacen renovaciones y cambios en la estructura interior, sin llegar nunca a modificar el “esqueleto” del edificio, por ello necesitan conocimientos de arquitectura, también tienen que estudiar los ambientes y al cliente al que va dirigido el proyecto. Pueden  llegar a cambiar el espacio por completo para encontrar la mejor solución y de esta forma conseguir un entorno habitable y práctico. Esto se puede realizar de muchas formas y técnicas como quitar tabiquería y construir nueva tabiquería creando de esta forma un espacio nuevo y adecuado a las necesidades de cada espacio, modificando instalaciones y cambiando materiales, además el interiorista tiene las capacidades para trabajar la iluminación, la acústica, la temperatura de los espacio.

El interiorista tiene varias funciones a la hora de empezar un proyecto, desarrolla el proyecto en base a las necesidad del cliente, un interiorista puede llegar a diseñar  todo lo que englobe el proyecto, también puede incluir la coordinación entre la mano de obra y el cliente, trato con proveedores consiguiendo buenos precios y calidad, la supervisión del proyecto y de la ejecución de obra, incluso llegar a decorar el espacio ya que los interiorista sueles estar capacitados para no tener que depender de un decorador para darle el toque final a un espacio sin desvirtuar  la funcionalidad.  De esta forma el interiorista crea un espacio nuevo teniendo en cuenta la parte funcional sin dejar de lado nunca la estética y encontrando siempre la solución más práctica y adecuándose a la forma de vivir de cada familia y persona creando un espacio práctico para hacer el día a día más fácil.

Podríamos decir que el interiorismo es un punto intermedio entre la decoración y la arquitectura.

Un decorador no necesita tener una formación académica reconocida o licencia para trabajar, en cambio un interiorista tiene que tener una formación para conocer la arquitectura, la normativa y conocer el comportamiento de los materiales para poder usarlos adecuadamente.

Cierto es que el interiorismo y la decoración están muy ligados y a veces puede crearnos confusión ya que un interiorista suele saber de decoración y los decoradores entienden de interiorismo.

Diferencias entre Decoración e Interiorismo |

FOTO: INSPIRA HOGAR

Si estás pensando en hacer una pequeña reforma en casa porque la familia ha aumentado o has decidido montarte una pequeña oficina en tu casa no dudes en llamar a un interiorista que te guie, si por lo contrario simplemente quieres sacar partido a tu espacio con muebles nuevos, cortinas y ornamentación ponte en contacto con un buen decorador, con eso será suficiente.

Desde Ivory os animamos a rediseñar vuestro espacio, ya sea tu vivienda, tu oficina o tu local, entra en nuestra página web y mira nuestro trabajo en ivory-mgmt.com, tanto de Interiorismo como de decoración.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario