Skip to content

10 trucos para elegir la silla perfecta para tu oficina

elegir la silla perfecta

¿Que tener en cuenta para buscar su silla de trabajo?

 

En líneas generales una buena silla debe proporcionarnos soporte y confort.  Debemos tener en cuenta que las lesiones normalmente aparecen porque el cuerpo se mantiene estático y en posiciones antinaturales.  Cuando nos mantenemos en posturas que no son las naturales por tiempos prolongados es cuando aparecen las lesiones:  Hay que prevenir esto usando una buena silla antes de que aparezcan las lesiones.

 

¿Que debemos buscar en una buena silla antes de adquirirla?

 

  1. BÁSICO: 

Que sea ajustable en altura.  Debe ajustarse de manera que sus brazos caigan relajados a 90º a nivel del tablero de trabajo.

 

  1. BASCULACIÓN:

La relación entre el movimiento del asiento y respaldo debe ser correcta de manera que acompañe el movimiento natural del cuerpo. Si no te sientes realmente cómodo cuando se inclina hacia atrás, ¡no la compres!

 

  1. CONTROL DE LA BASCULACIÓN:

No todos pesamos lo mismo.  La basculación de la silla debe ajustarse al peso de cada persona para que el movimiento sea el adecuado. No debemos tener la sensación de que nos caemos fácilmente hacia detrás ni tampoco que la silla está muy dura y no lo hace…

 

4.DINÁMICA: 

El movimiento de la silla debe ser fluido y suave.  Has de tener la sensación de estar flotando sobre la silla, y tu movimiento debe estar acompañado en todo momento sin que tu cuerpo se despegue de ella.  Tienes que tener la sensación de que es una prenda más sobre tu cuerpo.

 

  1. CONFORT:

¡Huye de las espumas!  Están obsoletas.  Busca silla con buena malla que distribuya la fuerza de tu peso evitando puntos de presión.  Además, la malla permite la aireación y no te dará calor.

 

  1. TAMAÑO: 

No por tener una silla más grande tienes una silla mejor.  La silla deber estar en relación con el tamaño de tu cuerpo.  Debes sentirte arropado por la silla.

 

  1. BRAZOS:

Los brazos deben poder ajustarse al menos en altura.  Y debes ajustarlos de manera que tus hombros estén relajados y los brazos caigan sobre el apoyabrazos a 90º. Muy importante también que estos sean blandos y lo suficientemente anchos para que todo el antebrazo este apoyado; cuestión de confort.

 

  1. SOPORTE LUMBAR: 

Debes sentir que la parte baja del respaldo de la silla empuje hacia adelante tu zona lumbar de manera que corrija la curvatura natural de tu columna. Dependiendo de la calidad de la silla este apoyo será ajustable para funcionar adecuadamente a todo tipo de personas (no todos tenemos la misma fisionomía) … Debes notar realmente alivio en esta zona al sentarte en la silla.

 

  1. AJUSTES:

Ajuste de la silla fácil de manejar.  Los controles de ajuste de la silla deben ser cómodamente accesibles y manejables.  Lo normal es que, si la silla es solo para uso personal, solo tengamos que ajustarla al principio y no volver a tocar los mandos. Pero, si tiene ajustes extras o la usa más de una persona puede que tengamos que adaptarla más de una vez a nuestras necesidades o tareas del momento.  En este caso es importante que podamos hacerlo fácilmente sentados en la silla y que lo podamos hacer rápidamente.

 

  1. MITOS
  • Nº1: No hace falta un reposacabezas.  El reposacabezas es para relajar la cabeza. ¿Si estás trabajando para que te hace falta?  Tu cuello no necesita soporte adicional si la silla contiene una buena basculación y soporte de la espalda. Si quieres reclinarte a trabajar haz una pausa y túmbate en tu tumbona o sofá.  😉
  • Nº2: Bloqueo de la basculación:  si bloqueas la basculación de la silla tu cuerpo no se podrá mover que es para lo que fue creado.

 

Si además de todo lo arriba mencionado podemos contar con extras que nos facilitan nuestras tareas (por ejemplo, brazos ajustables en rotación o profundidad) o que nos aportan soporte adicional físico (correcciones adicionales de la columna) entonces estaremos invirtiendo realmente en nuestra salud.  Y para amortizar dicha inversión asegúrate de que la marca ofrece una buena garantía.

 

Hay que huir de los aspectos de diseño estético que parece que nos dan categoría extra. Es decir, aspectos como, tener una silla tapizada en piel o elegir una silla icónica que fue una silla de trabajo hace 50 años.  La tecnología avanza y como en todo debemos aprovecharlo para que nos sea de provecho para nuestro bienestar y salud.

 

 

Esperamos con este artículo haber podido dar respuesta a algunas de las cuestiones que suelen aparecer en el a veces largo y difícil proceso que conlleva la búsqueda de la silla idónea para una oficina. A continuación, dejamos algunos ejemplos de sillas que pueden adaptarse perfectamente a cada uno de los requisitos mencionados anteriormente.

 

 

elegir la silla perfecta

elegir la silla perfecta

elegir la silla perfecta

elegir la silla perfecta

Agradecemos la colaboración en este artículo a DistritoHM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *