Skip to content

Guía a los diferentes estilos de interiorismo

La decoración se mueve por las tendencias que haya en ese momento, las tendencias que perduran en el tiempo se convierten en estilos y estos hacen que podamos clasificar los espacios, distinguirlos y diseñarlos según nuestro gusto.

 

Vamos a hablar de algunos de los estilos que existen hoy en día y están más de moda:

 

Estilo nórdico:

estilo nórdico

En este estilo que está tan presente en las viviendas, restaurantes, locales comerciales, los materiales que predominan son los naturales, sobre todo la madera de tonos claros, tanto colores naturales de la madera como pintados en tonos pasteles claros.

En este estilo se busca la sencillez del espacio y por supuesto sacar mucho partido a la luz natural. Como sabemos este estilo viene de los países nórdicos y la luz o poca luz que tienen es importante aprovecharla.

Para decorar, puedes usar colores neutros o muy claros (tipo pastel) y meter algún elemento decorativo de color más chillón para crear contraste y que llame la atención.

 

El estilo retro o vintage

Algunas personas lo unen, pero no tienen nada que ver, nosotros vamos a dividirlos y a tratarlos por separado.

 

Estilo retro:

estilo retro

estilo retro

¡Nos encanta! Y además estamos disfrutando muchísimo de él en los locales comerciales que están abriendo últimamente por Madrid porque están a la orden del día.

Este estilo recuerda a los años 50, 60, y 70 por lo que podemos encontrar dentro de este mucha variedad porque fue evolucionando.

El estilo retro combina muchas cosas: estampados, texturas, materiales, colores, formas, etc. En la arquitectura, aunque esta suele ser un poco más discreta para luego componer el espacio con elementos decorativos y el mobiliario. En ella si que podemos destacar: paredes revestidas con papeles pintados geométricos o florales.

Se pueden combinar diferentes colores de pinturas que llamen la atención o haga el espacio elegante por ejemplo azules, verdes, mostazas, etc.

 

En cuanto a los tipos de pavimento, la baldosa hidráulica destaca con estampados geométricos o combinando colores lisos.

Los tejidos son muy importantes ya que los sillones retro por ejemplo suelen estar tapizados, puedes meterle estampados florales, geométricos, o puedes si no elegir un estampado liso de algún color y jugar con la estructura de la silla, por ejemplo, patas doradas que le da un toque chic.

 

Estilo Vintage:

estilo vintage

Nos puede recordar más al estilo romántico, pero este es más informal.

Se caracteriza por sus colores claros, colores pasteles, pero el color y material que más presencia tiene es la madera.

Los papeles pintados también son característicos de este estilo, pero son más sutiles y de colores más claros. Los estampados suelen ser muy delicados, florales, por ejemplo.

En cuanto a la madera, que como hemos comentado es uno de los elementos fundamentales de este estilo, suele presentarse en varios colores, pero siempre muy claros. Además, pueden estar decapados y le da un toque rústico al espacio que a su vez lo hace más acogedor y hogareño. Está de moda la pintura a la tiza en colores pasteles que es muy característico de este estilo y puedes hacerlo tú mismo que queda genial.

Otro material que predomina es la forja, cabeceros, estructuras de muebles, bancos, etc. Pero siempre en tonos claritos como el beige o el blanco, por ejemplo.

Para decorar y terminar de ambientar tu espacio puedes usar elementos decorativos antiguos, envejecidos pero que sean delicados.

 

Estilo industrial:

estilo industrial

estilo industrial

 

Ya todos estamos acostumbrados a este estilo ya que ha sido y sigue siendo un boom en el mundo del interiorismo. Sobre todo, se ha dado en espacios como restaurantes, locales comerciales y se está dando ahora en oficinas.

En este estilo destacamos los grandes contrastes de mobiliario, elementos decorativos por sus colores oscuros, sus tamaños.

Podemos combinar elementos viejos con elementos modernos e incluso futuristas.

En cuanto a la arquitectura, como hemos dicho, destacan los materiales que aparentemente sean más oscuros. Por ejemplo, el ladrillo visto es muy característico de este estilo, el pavimento de micro cemento, en oficinas, por ejemplo, dejar el suelo técnico visto sin ningún material, etc.

Unos de los puntos clave de este estilo es el juego de luces artificiales, el uso de lámparas industriales de diferentes tamaños y diferentes colores de luz para crear muchos espacios y contrastes entre ellos.

 

 

Estilo oriental:

estilo oriental

Este estilo no está muy presente en los locales comerciales, restaurantes, etc, de hoy en día, pero si que está tomando cierto protagonismo en las viviendas.

Se busca el estado “zen” por lo que se busca que los espacios sean relajantes, armoniosos, calmados y de gran confort. ¡Y no está mal! Ya que hoy en día el ritmo de vida que llevamos es muy ajetreado, estresante, frio, etc. y nos hace olvidarnos de los más importante de la vida.

El estilo oriental puede parecerse al estilo industrial ya que buscan horizontalidad, pocos elementos decorativos y que todo esté ordenado porque todos sabemos que el orden físico es orden mental.

Una de las características que tiene este estilo es que en él, podemos desarrollar otro sentido que en ningún otro estilo aparece y es el olfato, ya que aquí tenemos que incorporar velas o incienso.

Todos los colores que se usan en este estilo son colores claros sobre todo el blanco y el negro para crear contrastes. En el estilo oriental se juega mucho con las luces y las sombras. El elogio de la sombra es un libro que explica muy bien todo y que os recomendamos.

Uno de los materiales que más presentes están en este estilo es la madera.

Podríamos seguir hablando de mil estilos más como el estilo rustico, romántico, estilo minimalista, estilo clásico, etc.

¡Esto lo haremos en otro artículo!

pinterest_com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *